¡Necesito un nuevo ukulele!

¡Quiero ese ukelele!

El ukulele personalmente, además de ser fácil es un instrumento
hermoso en donde se pueden tocar melodías super alegres con ritmos
pegajosos que te hacen sonreír y hasta querer bailar, también es
capaz de hacer melodías que acompañen letras tristes, los lamentos

de desahogo de cualquier corazón.

Por motivos personales, me atrevería a decir que es el instrumento
más fácil (tal vez de cuerda, ¡porque el mundo y la cantidad de los
distintos instrumentos son enormes!) principalmente porque yo, al
nacer con una discapacidad en la mano izquierda, por lo que
obviamente se me dificultaría, hasta llegar a considerar que, aunque
teniendo un gran amor y pasión por la música acústica, mi mundo se

limitaría solo a escucharla, no a producirla.

Pero al conocer este pequeño instrumento y a un gran maestro que
consideraba inexistentes las cosas imposibles, me cambiaron
totalmente el panorama que toda mi vida había considerado real.
Pues después de un esfuerzo por aprender y acomodar las cosas a mi
manera (posición de zurdo, punteos y rasgueos) estoy aquí, con un
montón de canciones aprendidas y por aprender, con mi pequeño
compañero, un uke soprano, que me abrió las puertas a un mundo
nuevo y ya no imposible, como por ejemplo el haber comenzado a
aprender guitarra, puesto que estoy convencido de que, como mi
maestro de música, no existen imposibles si hay un gran esfuerzo.
Un ukuleleista que, aunque es de otro estado, tiene firme la esperanza

de ir a tocar algún día a la ukulelería.

¡Gracias!

Josué Sánchez Guadarrama.

0 comments

SUCURSALES
TOQUEMOS JUNTOS UKULELE